Cómo quitar el gotelé?

cÓMO QUITAR EL GOTELÉ DE LAS PAREDES

Años atrás el gotelé era una técnica muy utilizada y que era visible en la mayoría de las casas de nuetro país. Hoy, sin embargo, dicha técnica se encuentra en desuso y son muchos los clientes que nos llaman y nos consultan acerca de las maneras de eliminar el gotelé de sus paredes.

¿Qué es el gotelé?

El gotelé consiste en esparcir pintura sobre una pared para que se formen grumos. Es una técnica de decoración de paredes en la que se pintura al temple, un tipo de pintura más espesa de lo normal. Suele aplicarse mediante pistolas de proyección por aire comprimido o rodillos especiales, obteniendo como resultado una pared con una superfíce extaordinariamente rugosa.

El gotelé es una técnica muy útil a la hora de tapar y disimular las imperfecciones que puedan existir en las paredes, siendo, además, una técnica especialmente económica respecto de otras formas de pintar o decorar las paredes.

Sin embargo, las modas cambian, y lo que antes era frecuente se convierte en anticuado. Actualmente, el gotelé se encuentra en desuso y hay predilección por las paredes lisas por los siguientes motivos:

  • Permiten la colocación de vinilos y demás elementos decorativos en las paredes.
  • El polvo no queda atrapado en las rugosidades de la pred.
  • La textura del gotelé produce distorsiones visuales a la hora de apreciar el color de las paredes.

Cómo quitar gotelé de las paredes

Para quitar el gotelé de tus paredes, lo primero que deberás tener en cuenta es el acabado concreto con que se realizó esa pared. No será lo mismo retirar un gotelé acabado con pintura al temple, que uno hecho con pintura plástica.

Lo primero que tendrás que hacer es una prueba muy sencilla para determinar con que tipo de material está hecho tu gotelé. Consiste en mojar la pared con un poco de agua, de manera que:

  • Si la pared absorve el agua rápidamente, estaremos ante un gotelé hecho con pintura al temple.
  • Si la pared no sólo no absorve el agua, sino que además ésta resbala por la superficie, esto querrá decir que el acabado de ese gotelé en concreto se hizo con pintura plástica.

Cómo quitar el gotelé de una pared con acabado de pintura al temple

El proceso de eliminación del gotelé de una pared acabada con pintura al temple es el siguiente:

  • En primer lugar, habrá que humedecer la pared con agua con el uso de un rodillo o una brocha. Después tendremos que esperar unos minutos a que el agua haya penetrado completamente en la superficie. Acto seguido quitaremos el gotelé rascando con un racador o una espátula.
  • Una vez la superficie de la pared esté limpia y totalmente seca, procederemos a tapar los defectos que hayan persistido en la pared utilizando masilla.
  • Cuando la pared se haya secado de nuevo, lijaremos la pared para después aplicar imprimación fijadora o selladora.
  • El último paso será pintar la pared al gusto propio o, bien, colocar papel pintado o alguna especie de revestimiento decorativo.

Cómo quitar el gotelé de una pared acabada con pintura plástica

Existen dos procedimientos distintos que nos permitirán quitar el gotelé de una pared que haya utilizado la pintura plástica para su acabado. Estos procedimientos son los siguientes:

  • La primera de las opciones es eliminar la pintura plástica mediante la aplicación de un decapante para relieves, con el que ablandaremos la capa de pintura plástica para, a continuación, poder rascar el gotelé seco con una espátula. Con esta técnica, llamada “decapitar al gotelé” conseguiremos rebajar lo suficientemente el grueso de la superficie como para poder aplicar la masilla y, posteriormente, lijar los desperfectos que puedan haber quedado en la pared.
  • Puede ocurrir que la aplicación del decapante para relieves no sea efectiva; esto suele pasar dependiendo del tipo de pintura plástica que se haya utilizado en su día para la elaboración del gotelé. En ese caso, deberemos allanar toda la pared con un producto especial, la llamada masilla de renovación, que nos permitirá preparar la superficie para poderla cubrir con una pasta especial, sin necesidad de aplicar imprimación o lijar la pared sobre la que queramos trabajar. Una vez hayamos realizado este primer paso, procederemos al enlucido de la pared aplicando masilla especial para capas gruesas con la ayuda de una llana. Una vez se haya secado la masilla, repetiremos la operación, esta vez previo lijado a conciencia, hasta que la superficie quede totalmente lisa. Finalmente, volveremos a lijar la superficie y sólo quedará pintarla al gusto.

Cuánto cuesta quitar el gotelé

Como hemos visto hasta ahora, la operación de quitar el gotelé es una operación compleja. En el mercado, el precio de eliminar el gotelé de tus paredes oscila entre 5 y 8.50€ el metro cuadrado. No obstante dependerá tanto de la técnica utilizada en el proceso de eliminación como del aspecto final que queramos dar a nuestras paredes.

Para que puedas hacerte una idea, la eliminación del gotelé en una vivienda estándar de unos 70 metro cuadrados, tendrá un presupuesto orientativo de 980€; para unos 90 metros cuadrados nos movemos en el entorno de 1170€; para unos 100 metros cuadrados el coste es de unos 1300€ y para una vivienda de 120 metros cuadrados, el precio de eliminar el gotelé de todas sus paredes suele estar alrededor de 1560€.

Los precios expuestos con anterioridad son puramente orientativos. El precio de quitar el gotelé de las paredes variará en función de distintos criterios. Por esta razón, te recomendamos que te pongas en contacto con Reformas Iluro en Mataró (Barcelona) para que nuestros profesionales expertos puedan visitar tu vivienda y te ofrezcan una solución al detalle adaptada a tus necesidades.

El primer factor que deberemos tener en cuenta, y que será determinante a la hora de establecer un presupuesto definitivo para quitar el gotelé es el tamaño de la gota que se presente en las paredes. Cuánto más grande sea la gota, más difícil y laborioso será quitarla o revestirla con pasta y, por lo tanto, será más costoso. Esto se debe a que una pared de grano fino podrá ser cubierta con facilidad con alguna pintura o material especial con la ayuda de un simple rodillo; cosa imposible de hacer en el caso de un grano grueso.

Otro factor también determinante, como hemos visto anteriormente, será el tipo de material utilizado en el acabado del gotelé. El presupuesto será menor si el acabado ha sido hecho con pintura al temple que si se ha realizado con pintura plástica.

Deja un comentario